A veces nos enamoramos de la persona equivocada, y entregamos mucho más amor del que recibimos, esto va debilitando nuestra capacidad de amar, empezamos a confundir afectos y a ver los defectos de nuestra pareja de una forma más objetiva, pero cometemos el error de callar, esperando cambios que nunca llegan.

En otras ocasiones buscamos expresar nuestros sentimientos, aportar alternativas, o soluciones sin resultados.

Resulta más fácil bloquear toda comunicación que enfrentar una realidad que se prefiere evadir, refugiándose en diferentes mecanismos, unos más dañinos que otros, pero que impactan de igual manera en los sueños y el corazón de quien si quiere vencer los obstáculos.

Al final, surgirá una ruptura que conllevará a la separación. Tiempos de pausa, duelo y el más fuerte de la pareja buscará poner el punto final a la relación.
Casi siempre, este es el que verdaderamente ha evidenciado una relación madura, el otro, solo esperará que decidan por él. Es decir, desde el inicio hasta el final adoptó una posición cómoda o desde otras perspectivas, una posición egoísta.

En el plano de la negociación, de la problemática que conllevó a los conflictos, solo se puede esperar que el cómodo, el egoísta de la relación, prefiera tener la opción de elegir.

Elegirá lo más fácil para sí mismo, tal como decidir no hacer nada, pronunciando frases bastante trilladas en muchas canciones y poemas, tales como: “ Te quiero pero nuestro amor es imposible”, “no puedo comprometerme a darte lo que es imposible llegar a cumplir”. Esta actitud de pocas ganas de amar revela que nunca amó.

Para mi opinión, el verdadero amor no conoce de imposibles .

La realidad es que esta experiencia es muy desalentadora para quien sí estuvo dispuesto(a) a defender su amor, contra viento y marea, frente a críticas familiares, a prejuicios sociales e incluso frente a una maleta llena de cargas del pasado.

De estas experiencias aprendemos, que no hay mal que por bien no venga, y en algún lugar, muy pronto te esperará el verdadero amor, el que te dará el valor que te mereces o esperas.

Aquel para el cual nunca habrá imposibles.

4 comentarios:

  1. cuando entres al blog,y leas cualquiera de mis publicaciones,te invito a dejar tus impresiones,tus puntos de vista,tus dudas sobre el tema que te interesa.si tienes algún problema no dudes en compartirlo,me encantará poder darte todo el apoyo que necesites.CON TODO MI AFECTO,TU AMIGA LUZ BELINDA

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  1. Alex says:

    Que bonito! De verdad, me ha encantado, estoy en el trabajo, pero en un Kit Kat, lo he leido, Si me suena tanto esto, yo también he vivido algo así recientemente, y más de una vez, pero no me doy por vencido, se que en algún lugar esta ese amor verdadero que no conoce de IMPOSIBLES!

  1. María says:

    Que fuerte, es que de verdad, hay veces que queremos querer a alguien y no nos damos cuenta que ese alguien simplemente no nos merece, yo también se que hay una chispa de luz en algún sitio, y espero encontrarla, hasta entonces a sufrir lo justo y con animo! Un beso a todos!

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Seguidores

Follow by Email

Etiquetas

COACH LUZ NAVA