Existen tres tipos de personas: Aquellas que ven las cosas pasar, aquellas que hacen que las cosas pasen y el tercer grupo aquellas que preguntan ¿qué pasó?.

El primer grupo ,engloba a las personas que asumen una actitud pasiva, esas que creen que lo mejor es dejar que el tiempo lo haga todo, mientras ellos se sientan a esperar, para hacer lo mejor que saben hacer... “NADA”.

Las características de estas personas son: cómodos, egoístas, cobardes para asumir retos de envergadura, prefieren hundirse en la soledad que intentar compartir sus miedos y temores.Igualmente, prefieren renunciar a sus metas, sueños y objetivos que afrontar la realidad.

Su pronóstico: Terminan solos, siempre en espera de que la propia vida ,le resuelve lo que no son capaces de resolver. Siempre esperando que algo suceda.
Enfilan la mediocridad y el fracaso.

El segundo grupo: Estas personas no les frena nada, para ellas no hay barreras que les impida alcanzar sus metas, tocar el cielo, si es preciso .Su actitud es proactiva, son optimistas y muy positivos. Son de los que creen que los sueños pueden convertirse en objetivo de acuerdo a la intensidad de sus intenciones y acciones.

Su pronóstico: Estarán siempre rodeados de personas exitosas, caminarán por el camino del éxito. Tendrán un futuro prometedor.

El tercer grupo, está íntimamente relacionado con el primero, preguntar ¿Qué pasó? Nos induce a pensar que evidentemente, estas personas han permanecido al margen de toda situación; sobre todo si la misma es representativa de conflicto, toma de decisiones o búsqueda de soluciones.

La actitud asumida por los representantes de este grupo es de indiferencia y postergación; ya que van evitando cualquier acto de responsabilidad.
En lenguaje coloquial, son aquellos seres que se hacen los tontos, los inocentes o los incapaces de actuar.

Su pronóstico: nadie los desea como amigos, por lo tanto no se relacionan con facilidad, y difícilmente pueden alcanzar objetivos, ya que no se lo plantean. Casi siempre dependen de terceros para solucionar sus problemas .Aclarando que esos terceros, que son sus resolvedores, están dentro de sus parientes consanguíneos, la mayoría de las veces.

Evidentemente,el crecimiento personal, es una especie de camino, donde deambulamos y transitamos .Somos observadores de nuestras propias circunstancias, pero también somos protagonistas de nuestra vida y debemos decidir no cansarnos, evitar detenernos a orillas de ese sendero al igual que decidir dormir una larga siesta, esperando que alguien nos despierte.

Evolucionar, crecer, cambiar… es una elección que afortunadamente nos da la vida.


"Aquellos que ven en cada desilusión un estímulo para mayores conquistas, ésos poseen el recto punto de vista para con la vida"

1 comentarios:

  1. Unknown says:

    me gusta hace rato estaba buscando un mas completa los demás solo ponen los 3 tipos

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Seguidores

Follow by Email

Etiquetas

COACH LUZ NAVA