Siempre digo: Mi corazón es capaz de amar sin reservas, sin límites y sin orden.

No puede existir la ordinalidad en el afecto que entregamos.
No es lógico, ponerle un número, o una letra a cada afecto… primero quiero a…, segundo a…, pero no puedo evitar querer más a….”NO”, definitivamente cada corazón, se crece con el amor y dentro hay cabida para todos.

Cuando se ama, sé ama con la misma intensidad, de diferente manera,pero a todos por igual. Al repartir todo el amor que tenemos dentro de nuestro corazón, no debemos olvidar hacerlo con equidad.

El verdadero amor, no conoce de desplazamientos, ni de turnos, ni de fechas especiales
Amar es un arte, que nos obliga a ser creativos.

A nuestros hijos los amamos con ternura, los abrazamos con el alma, los protegemos con el escudo de nuestras vidas.

A nuestros padres, los amamos con idolatría, con paciencia, con agradecimiento.

A nuestra pareja, le amamos con pasión, sin reservas, con respeto, con ilusión, con fe.

Eso es lo hermoso del verdadero amor, todos se sentirán prioridades en tu vida, jamás nadie se sentirá relegado o menos amado.

Empieza a revisar tu corazón, deja que se llene de amor. Es importante que sepas que “palabras y actitudes” son pilares fundamentales en el arte de amar…Exprésate y actúa.
“El amor que se pide es bueno, pero el amor dado sin ser pedido es mejor.No tiene otro propósito que el de alcanzar su propia plenitud “

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Seguidores

Follow by Email

Etiquetas

COACH LUZ NAVA