Evidentemente, en una relación de pareja “tres son multitud”.
En muchas oportunidades, esta tercera figura a la que me refiero, inicialmente: trastorna, condiciona, modifica y/o destruye la armonía o la estabilidad en la vida matrimonial o de pareja. Esa figura que no es un mito, si no una realidad... es la Suegra. (Considerando lógicamente, que existen excepciones)

La definición de la palabra “suegra” (según Diccionario de la lengua española): Madre del marido respecto de la mujer, o de la mujer respecto del marido.

Es importante destacar, que no siempre es la madre de él, la que resulta ser una pesadilla, también suele ser la madre de ella, la que vuelve la relación un infierno.

¿Cuáles son las causas, que originan que esta figura genere tantos conflictos?

Se dice, que ciertas suegras, han podido acabar con la paciencia, tolerancia, armonía y hasta con el matrimonio de sus hijos (as), llegando al extremo de ganarse el desprecio y rencor de sus yernos y nueras; hay que encontrar el origen de sus actitudes y no las evidentes consecuencias de sus actuaciones.

En Italia, el Tribunal Supremo se pronunció, a considerar el abandono de hogar, de una mujer como una causa justificada frente a la intervención conflictiva de su suegra en su relación conyugal…pero ¿Por qué algunas suegras llegan a estos extremos?


Es natural, que a toda madre le cueste aceptar, el momento de la separación de su retoño, sea cual sea la edad de su Hijo(a), es allí cuando empiezan a comprometerse sus emociones: Miedo a quedarse sola, a no tener a su alcance la presencia de su hijo. Esto, es devastador, pero lo es mucho más no poder evitarlo y surge la frustración.

Se precipita el poder de observación hacia su nuera o yerno, convirtiéndose en una persona dura enlas críticas, hasta llegar a la imprudencia y la falta de tacto


Las peores suegras, tiene el perfil de ser Controladoras y Posesivas, por experiencia personal, puedo asegurar que esto es una gran verdad.

Quien lo haya vivido o lo esté experimentando seguro recordará ese viejo dicho ¡Que viva mi suegra!...pero bien lejos de mi

Precisamente esa es la solución, lo único que neutralizará el control y la intervención de una suegra en la relación conyugal, es mantenerla alejada de tu vida. Estar pendiente de su bienestar, pero guardando las distancias.

Su hijo(a) estará acostumbrado (a) a las conductas de su madre; pues que sea él, o ella, quién la aguante, o la soporte.

Si esto, es un postulado en tu relación conyugal, o vida en pareja, lograrás mantener el río en su cauce.

“Si quieres ser una suegra amada, mantente alejada y con la boca cerrada”

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Translate

Seguidores

Follow by Email

Etiquetas

COACH LUZ NAVA