La preocupación y la culpabilidad, son emociones que desgastan, desestabilizan y generan una gran perdida 
de energía.

La primera se centra en lo que se debería hacer y no se ha hecho y la segunda gira en torno a lo que se hizo o no se pudo hacer.

La proyección de dichas emociones va dirigidas, una al futuro (la preocupación) y la otra al pasado (la culpabilidad).Podemos decir que ambas generan la misma consecuencia, como es la de mantenerte inmovilizado(a) sin posibles repuestas.

Otro efecto inminente, de estas emociones, está relacionado con los estados de  ansiedad, angustia y estrés. Está claro que todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos experimentado estas emociones, el problema surge, cuando nos enganchamos a ellas, no pudiendo vivir el presente.

Cuando esto sucede, dejamos pasar lo mejor de nuestras vidas, no valoramos los detalles del día a día, los  bellos momentos, las oportunidades, es decir, el verdadero tiempo para ser feliz.

 Nadie es capaz de caminar cuando uno de sus pies está puesto en el pasado y el otro en el futuro, evidentemente quedará inmóvil, preocupándose como podrá mantener el equilibrio, pensando en que no tiene el control de lo que puede suceder y sintiendo que aun espera algo, que no ha llegado.

Si miramos el pasado sintiéndonos culpables por una omisión o acción, nunca podremos vivir el presente sin sentir el peso del remordimiento y la insatisfacción, por algo que ha causado dolor a otros.

Si arrastramos, este sentimiento, encadenándolo a nuestro presente, siempre miraremos nuestro futuro con preocupación. Para poder buscar un equilibrio aceptable en nuestro interior, el mejor camino es aceptar el conflicto interior que existe en nosotros mismos.

La preocupación, solo cesará cuando aprendamos a gestionar nuestras emociones, en el tiempo preciso, entender que cada evento de nuestras vidas debe dejar un aprendizaje, sacar lo positivo de lo que hemos vivido, desechar lo negativo y fortalecer nuestro presente, con la seguridad que no cometeremos los mismos errores del pasado y con la tranquilidad, que hemos dejado una pesada carga muy lejos de nuestro presente, que nos permitirá mirar el futuro sin miedos y sin preocupación.

            


Con la tecnología de Blogger.

Translate

Seguidores

Follow by Email

Etiquetas

COACH LUZ NAVA